REFLEXION DOMINICAL
 PETICIONES DE ORACION
 
   
   
 

 
 

 
   
     
   
     
   
     
   
 
  REFLEXION DOMINICAL
     
 

CARTA DE LA VIRGEN MARIA DE URCUPIÑA

NOS ESCRIBEN DESDE URCUPIÑA…..

Estaba yo preguntándome..: “¿Qué les voy a decir a las 4 parroquias franciscanas”? Pensé: “Les hablaré un poco de mariología, otro poco de franciscanismo, y para remachar, un poco de pastoral parroquial”…La cosa estaba bien. Pero luego me entró la sospecha que ustedes se me iban a dormir aquí mismo…

Por suerte sucedió que esta mañana….abro Internet, miro el correo electrónico..y leo “Nos escriben desde Urcupiña” ; miro la firma: María de Nazareth, “Virgen de Urcupiña”…

Así como está la carta, se la transmito …Presten atención, porque a una mamá/madre siempre hay que escuchar con corazón abierto…

“Mis estimados(as) devotos(as)y feligreses de las 4 parroquias franciscanas: ¡Shalom! (Paz a ustedes) o si no: ¡Paz y Bien!

Me siento tan emocionada al ver a tantos(as) hijos(as) míos(as) devotos, que acuden a mí, y me dirigen tantas peticiones y tantos piropos, palabras muy bonitas. Me conmueven porque salen de labios de gente sencilla, pobre..y tan acogedora y cariñosa.. Me hacen recuerdo de las comunidades cristianas de Lc. Mt. Jn. que me llamaron “llena de gracia”, “preferida de Dios”, “entre todas las mujeres la más bendita”, “Madre”, “dichosa tú”..

¿Y Francisco? Alabanzas, títulos y afectos tales y tantos como no puede expresar lengua humana.. Me nombró su abogada y tutora de todos ustedes…

Me doy cuenta que se va realizando lo de que “todas las generaciones me llamarán bienaventurada”. Sí, porque “Dios ha realizado obras grandes en mí..”

Entrando ya en confianza, les confieso que me encuentro un tanto aturdida por el ruido, el ritmo de las bandas, la música a ratos ensordecedora, las danzas..de mis devotos(as)…Antes los jóvenes y las muchachas me dedicaban, entre uno que otro cocacho de sus mamás/abuelas, unas “Ave María”--, un “Dios te salve, reina y madre de misericordia…” Ahora todo está diferente: bandas, música, colorido, trajes, fraternidades…un revoloteo de brazos y piernas color carne… No entiendo mucho…pero trato de encontrar dentro el corazón de todos el afecto filial, una chispa de amor, un hilito de ternura que los une a mí, su Madre…

Me contó mi prima Isabel que el día que la visité en Ain Karin…su hijo Juan el Bautista empezó a dar brincos, a danzar en su vientre.. Así que estoy un poco acostumbrada, y si de danzar se trata..¡adelante! Si se trata de estar alegres…Muy bien…Sin necesidad de ríos de cerveza, de chicha o trago…

Ustedes que se precian de ser mis devotos(as) franciscanos(as), permítanme abrir mi corazón de madre y ofrecerles algunos consejos:

Mi preocupación grande siempre ha sido que la gente se encuentre con mi Hijo Jesús, le acoja, confíe en Él, crea en él, le siga y le escuche: “Este es mi Hijo amado, “¡escúchenlo!” Obedezcan su voz, Háganle caso…

No se conformen con una fe de papel, una fe folklórica, de “devoción”, de mero aparentar..sin obras de amor, de honradez y justicia.. Cuidado que mi Hijo les diga: “Yo a ustedes no los conozco”

Como franciscanos(as), no pongan su confianza en cosas/medios/actividades espectaculares, sino en relaciones sencillas, abiertas, acogedoras, espontáneas, tolerantes..relaciones de fraternidad, comunión…Sean cercanos, fraternos y solidarios con toda persona, sin discriminación alguna…

Dejen atrás modelos de parroquia que responden a relaciones de privilegio, dominación, obediencia ciega y sumisión…”Todos ustedes son hermanos. Hay un solo Padre celestial” Sean activos, corresponsables: sacerdotes, religiosa y laicos(as)..Todos responsables de la evangelización , la liturgia, la catequesis, la solidaridad con el pobre….Nunca digan: “Que el cura haga, que los demás sirvan…” Sino: “A ver, ¿qué puedo hacer yo, para qué soy bueno…?”

No digan muchas palabras…La gente no necesita de charlatanes de feria, aburrida publicidad.., sino cristianos que trabajan, testigos coherentes, creíbles y valientes…y también alegres, trovadores al estilo de Francisco, que cantan a Dios, a los hermanos, a la hermosa creación..

No sean franciscanos de cascarón, de solo TAU, sino de corazón.

Vivan la pasión por la justicia, la libertad, la vida..para todos. No se acostumbren, sino sientan horror ante la injusticia, la discriminación, las mentiras, el engaño, la manipulación del pobre, el abuso del poder…No le tengan miedo al poderoso, al embaucador, al rico..”Dios derriba del trono a los poderosos y manda a pasear a los ricos sin nada” (¿Les suena esto?)

Como mi Hijo Jesús, como Francisco..sueñen con algo nuevo, una Iglesia renovada, una Patria nueva, unas relaciones humanas diferentes, un mundo nuevo, rebosante de vida, dignidad, paz, fraternidad…, sin ricos ni pobres, sin amos ni siervos, sin sabelotodos y sabelonadas.., sino hermanos y hermanas…Aunque les parezca imposible. Yo sé por experiencia que “para (con) Dios nada es imposible”…

Queridos(as) devotos(as) franciscanos(as): Agradezco con todo mi corazón de madre su visita, su cariño. Vuelvan. Reciban mi bendición y sobre todo la bendición de Jesús, mi hijo y Señor, y de nuestro Padre Bueno.

Firma: María de Nazareth, “Virgen de URCUPIÑA”

 
     
 
Copyright © www.cades.net Leer Correo

Peregrino : 735237